Estoy solo. En las zonas más altas de la montaña no hay nadie, aunque no pienso en ello. Mi mente circula por zonas de mi alma que no conocía. Creo que es por esto por lo que siempre queremos volver a estas cotas inhumanas.

(Iñaki Ochoa de Olza)

martes, 19 de octubre de 2010

Otoño en Ordesa....y el pollo asado


A pesar de los Pilares y de la cena homenaje que nos metimos las tres el sábado, Silvia (la interina), Marocha y yo, decidimos que iba a merecer la pena retirarse antes de que fuera demasiado tarde para subir a Ordesa el Domingo...sin forzar mucho el horario. Salimos de Zaragoza a las nueve, desayuno en Torla a la hora que desayunan los ricos herederos y sobre las doce y pico empezamos el paseito otoñal.
No cuento más y dejo las fotos. Lo del pollo asado un invento. Cuando no hay que meterse en la mochila esas cosillas que nos da por llevar a la montaña, tipo crampones y otros cacharros, cabe un tupper-termo para llevar el pollo calentito con su caldito y todo. Que no todo va ser llenar el espíritu.

lunes, 18 de octubre de 2010

EL POLLO ASADO


En este nueva temporada de montaña, el pocholeo y el torticampismo esta ganando terreno al montañeo y alpinismo recio al que estamos acostumbradas, jeje! Por ese motivo, este fin de semana hemos optado por un paseo por Ordesa para ver los colores del otoño y de paso, coger algún rebollón. Eso si, no hemos dejado de darle al material la importancia que merece, con lo cual y aunque el piolet y el arnés se quedaron en el coche, íbamos bien equipadas con sendas navajas cortasetas y pollo al'ast en termo, que nos apretamos en las gradas de Soaso entre pecho y espalda.
A pesar de las ciento mil veces que dijimos "¡qué bonito!" y los años que hace que hay otoño, a ninguna nos pareció reiterativo. Es lo que tiene el Otoño y Ordesa juntos, que te dejan con los ojos abiertos como platos (será por lo de las Oes, que parecen ojos, bah! no me hagais caso, cosas mias y de mi humor).
No voy a enumerar los colores, olores y tipos de luces que genera el Otoño en Ordesa por que ninguna foto o descripción haría justicia, así que hablaré de las sensaciones que nos produjo comernos un pollo asado y caliente en una cobacha en las gradas de Soaso:
Lo que siente un niño cuando te pide que le compres una chuminada, sabiendo que le vas a decir que no, y le dices que sí. Lo que siente un anciano cuando en Julio le llevan al nieto al pueblo. El vuelco del corazón cuando van saliendo los números premiados y poco a poco van coincidiendo con los tuyos. La ilusión con que se espera en esos 2 minutos del resultado del Predictor por ese hijo tan deseado. Lo que siente tu madre cuando escucha como le cantas a tu hijo su nana. El beso con abrazo de la reconciliación. Una tortilla de Boletus en una sidrería en Otxagabía. ¡Uff! creo que podría llorar.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Llanos de la Larri (plan B)


Por fín, después de todo el verano en paro, Marocha y yo hemos reanudado las salidas a la montaña. Vuelta al cole. Esta vez se nos han unido Silvia, la interina, que está haciendo méritos para incorporarse al equipo en el caso de que saquemos una vacante; y Bea, la anónima que aunque se una prefiere mantener el anonimato porque es muy tímida...bueno, lo respetaremos relativamente. Ya le hemos dicho que si viene con nosotras es con todas las consecuencias.

El plan de hoy era subir al lago helado de Marboré. Y con muy buena intención hemos salido muy pronto de Zaragoza, a unas horas a las que debería estar prohibido salir de casa y salir de la cama.

En el viaje, dos hemos perdido el conocimiento, afortunadamente no ha sido Marocha, que hoy iba de conductora. En Bielsa paradita a desayunar y allí han saltado todas las alarmas porque una servidora se ha empezado a poner blanca (más todavía) y de mal en peor.

Llegamos a Pineta y sigo sin recuperar "la color". Me rematan mis compañeras diciéndome que tengo ojeras y sudores frios. Abortamos el Marboré. Subimos a Los Llanos de La larri, que es un paseito para niños, pero igualmente preciosos. Llegamos a la cascada y decidimos comer allí. Hace calorcito, así que en las pozas hay despelote (unas más que otras, omitimos esta parte), paseito de vuelta y parada en el parador de Pineta a beber algo fresco. Dia estupendo, a pesar de no ser exactamente como lo habíamos planeado. Estamos acostumbradas a improvisar y nos suele salir bien.

Con esta aventurilla queda inaugurada la temporada. Os dejamos la peli.

sábado, 4 de septiembre de 2010

LA DULERA DE MARBORÉ

Erase una vez una ancianita muy pobre que vivía en el barrio de arriba, en Esmores, vivía ella soleta y sin recursos sólo algunas perrillas  que se ganaba trabajosamente de llevar a pastar la dula, es decir las vacas del lugar que no subían al puerto. 
Había que verla con su palo de boj, sus albercas gastadas su eterno pañuelo negro sujetando su cabeza defendiéndola del aire y del sol, su alforja con un corrusco de pan y un trozo de queso que ella sé hacia cuando le regalaban algún cuenco de leche.
Aquella mañana se levanto temprano madrugo mas que de costumbre: las vacas apenas encontraban nada en el circo de Pineta y los prados de Lalarri ya los habían repasado otros rebaños. Había que subir hasta Marboré en busca de la jugosa hierba  que solo había en su tasca. Allí se quedaría unos días hasta que aflojase el calor, dormiría en la casa refugio bebería agua del arroyuelo y rezaría y cantaría. 
Aún no se había apagado la última estrella cuando emprendió camino. Ella iba feliz aunque sus cansados remos apenas la llevaban cuesta arriba y a veces tenia que agarrarse  al rabo de una vaca para que la remolcase. 
El sendero cada vez era mas empinado y por entre los pinos se veía allá abajo el valle con el rio espeso como una cinta de plata. Las vacas seguían su camino, azotando de cuando en cuando la cola para espantar las moscas y al tiempo hacían sonar los cencerros que colgaban de su cuello. Y por fin, las praderas de Marboré. ¡Hay señor, que cansada estaba! le dolía todo el cuerpo, los riñones, las piernas y con una sonrisa recordaba cuando de zagala había hecho cien veces el camino sin detenerse si no era para coger alguna baya silvestre. Ya estaba arriba. Respiró hondo cerrando los ojos. Y de repente al abrirlos creyó soñar, pues delante de ella había dos señores  ricamente vestidos que no sabia como habían llegado hasta allí. Uno de ellos él mas joven y hermoso la miraba con intenso cariño y le preguntaba: ¿Qué hace por usted por aquí siendo tan vieja...? Es que no tiene miedo a los lobos y las tormentas? No lo sé señor, ni me lo pregunto, tengo que ganarme la vida. Siempre lo he hecho y lo haré hasta que Dios quiera, es verdad que ya me canso mucho arreando a las vacas que son muy tozudas, pero aquí está la mejor hierba del mundo que renace todas las primaveras después de la nieve.  Como tenia mala cara le preguntó ¿desde cuando no come? El pan y el queso se me terminó ayer pero bebo agua del arroyo y leche de las vacas. Pues ahora vamos a matar un ternero y nos lo comemos. Imposible señor no son míos pero si ustedes tienen hambre yo les ordeñaré leche y buscaré fresas y chordons en el piñar de abajo. No se preocupe buena mujer y hágame caso. Cogieron un ternerillo, lo  mataron, encendieron una hoguera y lo pusieron a asar sobre la brasa. En medio de la pradera pusieron la piel.  La dulera comió como no se acordaba de bien, casi no se acordaba del sabor de la carne asada, ni se acordaba de que sin sus cuatro dientes  perdidos por la boca no la dejaban masticar, estaba contenta y hasta les canto a los señores aquel de
La Virgen de la Pineta                
tan alta y sola                
entre peñas y bosques                
como pastora........
También los señores disfrutaban de verla tan contenta y ella continuo                 
La Virgen de la Pineta                 
quiere zapatos                 
para los angelicos                 
que van descalzos. 
Los huesos dejadlos encima de la piel, no los tiren al suelo, dijo el señor mayor. Cuando terminaron de comer el señor joven, que era nuestro Señor, dió un puntapié a la piel, como por ensalmo, se empezaron cubrir de carne y nervios y los huesos del montón se empezaron a juntar como un rompecabezas y poco a poco el  ternero se puso en pie  y ya no estaba muerto. A la dulera le parecía que estaba soñando. No salía de su asombro.  Ahora va a hacer lo que yo le digo, dijo el Señor, no quiero que se canse tanto arreando al ganado.Coja la vaca de la esquila grande y todas la seguirán. Y añadió:     
" Así se hunda la plana de Marbore,                             
vacas vaques                      
escudillas y mortes                     
 la neu  que caiga                      
que no se vaya                      
nunca  mes.






(Andolz)

domingo, 13 de junio de 2010

Lagos del Anayet

Camino de Formigal, llovía en varios tramos del viaje, pero aún así continuamos hasta el parking de las pistas, concretamente hasta el parking Anayet. Al llegar ya era un poco tarde, las ocho o así, pero nos encontramos con un arcoiris de película, tipo El Mago de Oz, y el cielo parecía despejado, así que decidimos andar un poquito y dormir dónde nos apeteciera. Realmente no pudimos dejar el coche en el Parking de las pistas, porque el acceso estaba cerrado, así que hicimos andando entre vacas el trozo de carretera que sube a la estación y de allí seguimos un poco más el GR11, hasta las nueve y pico, momento elegido para montar "nuestro chiringuito" y cenar. A las 10:30 en los sacos y a las 6:00 despiertas, aunque hasta las 6:30 nos hicimos las remolonas...¡Qué frio!. Desayuno sin terminar de salir del saco del todo, cambio de ropa, desmontar tienda y en marcha. Por los barrancos bajaba mucha agua y con mucha fuerza y eso ha generado algún momento de "por ahí no paso", pero hemos pasado, claro. Hemos llegado a los lagos del Anayet, hemos flipado con el perfil del Midi, espectacular, hemos descansado un ratillo y hemos decidido volver. De bajada si que nos ha cogido el agua, pero sólo un poquito.
Después de cambiarnos en el coche, comida en Sallent de Gállego con paseito incluido y fin de fiesta. Prontito en casa.
Dejamos, como siempre, la peli...

miércoles, 9 de junio de 2010

NOS VAMOS AL ANAYET!!! (2.545 m.)





MANUAL PARA SUBIR MONTAÑAS 

A) ELIGE LA MONTAÑA QUE DESEAS SUBIR. 
No te dejes llevar por los comentarios de otros, como “aquella es más bonita” o “ esta es más fácil”.
Vas a gastar mucha energía y mucho entusiasmo para lograr tu objetivo,
por lo que eres el único responsable y debes estar seguro de lo que haces



B) HAS DE SABER LLEGAR HASTA DELANTE DE ELLA. 
Muchas veces, se ve la montaña desde lejos; bella, interesante, llena de desafíos, pero, cuando intentamos aproximarnos, ¿Qué ocurre? Las carreteras la rodean, hay bosques entre tú y tu objetivo, lo que parece claro en el
mapa es difícil en la vida real. Por tanto, prueba todos los caminos, los senderos, hasta que un día estés delante
de la cima que pretendes alcanzar. 



C) APRENDE DE QUIEN YA CAMINO POR ALLÍ. 
Por más que te consideres único, siempre hay alguien que tuvo ese mismo sueño antes y acabo dejando
marcas que pueden facilitar la caminata: Lugares en los que colocar la cuerda, senderos, ramas rotas para
facilitar la marcha. La caminata es tuya y la responsabilidad también, pero no olvides que
la experiencia ajena ayuda mucho.


D) LOS PELIGROS, VISTOS DE CERCA, SON VENCIBLES. 
Cuando empieces a subir la montaña de tus sueños,
presta atención a tu alrededor. Hay despeñaderos, claro. Hay grietas imperceptibles. Hay piedras tan
pulidas por las tormentas, que se vuelven escurridizas como el hielo, pero, si sabes dónde colocar el pie,
notarás las trampas y sabrás rodearlas. 



E) EL PAISAJE CAMBIA, CONQUE APROVÉCHALO. 
Claro que es necesario tener un objetivo fijado: Llegar a lo alto,
pero, a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas y no cuesta nada parar de vez en cuando y
disfrutar un poco  del panorama circundante. A cada metro conquistado, puedes ver un poco
más lejos: aprovéchalo para descubrir cosas que aún no habías advertido.


F) RESPETA TU CUERPO. 
Solo consigue subir una montaña quien presta al cuerpo la atención que merece. Tienes todo el tiempo
que la vida te da, por lo que debes caminar sin exigir lo que se te puede dar. Si andas demasiado
deprisa, acabarás cansado y desistirás a la mitad. Si andas muy despacio, puede caer la noche y estarás
perdido. Aprovecha el paisaje, disfruta del agua fresca de los manantiales y de las frutas que la
naturaleza te da, generosa, pero sigue andando. 



G) RESPETA TU ALMA. 
No te repitas todo el tiempo “Voy a conseguirlo” Tu alma ya lo sabe, lo que ésta necesita es usar la larga
caminata para poder crecer, extenderse por el horizonte, alcanzar el cielo. Una obsesión no ayuda nada
a la búsqueda de tu objetivo y acaba privándote del placer de la escalada, pero atención: tampoco te repitas:
“Es más difícil de lo que pensaba”, porque eso te hará perder la fuerza interior.


H) PREPÁRATE PARA CAMINAR UN KILOMETRO DE MÁS. 
El recorrido hasta la cima de la montaña es siempre mayor de lo que piensas. No te engañes, ha de
llegar el momento en que lo que parecía cerca este aún muy lejos, pero,
como estás dispuesto a llegar lejos, eso no llega a ser un problema. 



I) ALÉGRATE CUANDO LEGUES A LA CUMBRE. 
Llora, da palmas, grita a los cuatro vientos que lo has conseguido,
deja que el viento allí arriba 
(porque allí, en la cima, siempre sopla el viento) purifique tu mente,
refresque tus pies sudados y cansados, abra tus ojos, limpie el polvo de tu corazón.
Qué bien: Lo que antes era solo un sueño, una visión distante, ahora es parte de tu vida, lo has conseguido.


J) HAZ UNA PROMESA. 
Aprovecha que has descubierto una fuerza que ni siquiera conocías y dite que a partir de
ahora la usarás durante el resto de tus días. De preferencia, promete también descubrir otra montaña y
partir hacia una nueva aventura.


K) CUENTA TU HISTORIA. 
Sí, cuenta tu historia. Da tu ejemplo. Di a todos que es posible y otras personas sentirán entonces el valor
para afrontar sus propias montañas.

                                                           
                                                                                                                                     Paulo Coelho.





Después de dejar comulgadicos a nuestras criaturas, de subsanar los problemas técnicos con la Sede logistica 1 (coche de Maite) y de leer este "manual para subir montañas", retomamos nuestra actividad montañera con más ganas que nunca.

domingo, 16 de mayo de 2010

Benasque Urban Tour

El Turbón, bien, gracias...suponemos. No hemos tenido el gusto de vernos este fin de semana. Por motivos ajenos a nuestra voluntad ha habido un cambio de planes. Hemos pasado del plan A al plan B y luego al plan C, y al D...


Plan A: Salimos de Zaragoza el sábado a las seis y algo direción refugio de la Margalida. La intención es llegar antes de que anochezca (o después, da igual), cenita y al saco. Levantarnos a las seis y empezar a subir al Turbón. Perfecto.

Todo iba bien hasta que por la pista que sube al refugio empezamos a percibir un olor raro que a Marocha le parece que es de "vaca muerta". A mí me huele a chamusquina. Y se confirma lo de la chamusquina. El embrague huele a quemadísimo. Son más de las nueve, no hay cobertura en los móviles y no queda mucho para llegar al refugio.

Plan B: Marocha propone dejar el coche allí y seguir andando hata el refugio. ¡Claro! ella lleva una mochila grande con todo metidito dentro. Yo en cambio llevo una mochililla y todo repartido por el maletero en bolsitas. Paso de subir al refugio con dos bolsas de El Corte Inglés y una del Lidl, además de con el saco y el aislante colgados de no se dónde.


Plan C: Nos damos media vuelta y pedimos a Daniel que nos acoja en su apartamento de Campo.

Daniel está con Victor. Nos acogen, nos ceden una habitación y dorminos como angelitos. La idea es levantarse a la seis, subir a Vilas del Turbón y desde allí hacer el Turbón.
Por la mañana decidimos que no subinmos, que no terminamos de fiarnos del coche y además hay que empezar desde bastante más abajo (unos 1200m de desnivel)...lo dejamos para otro día


Plan D: Benasque Urban Tour. Vamos a Benasque en plan Dominguero. Antes de las ocho estamos allí y no hay nadie. Visitamos la escuela de alta montaña, desayunamos en un sitio chulísimo, callejeamos, yo decido que de mayor quiero vivir en Benasque, y luego nos hacemos un PR, por eso de darle un poco de vidilla a las botas. Nos subimos luego al Hospital de Benasque, otro cafecillo, visita al museo y paseito por los llanos. Nieva un poco y todo está precioso. Hacemos bien de fotos. Volvemos a Benasque, entramos en Barrabés...¡Mal hecho!, picamos. Sólo un libro, no es lo más grave que puede hacerse en Barrabés.


Nos volvemos a casa. Pues nada al final todo genial...diferente, pero genial. Dejo el testimonio gráfico de este fin de semana dominguero y mandamos un beso a Daniel.


lunes, 10 de mayo de 2010

EL TURBÓN, LA MONTAÑA MÁGICA. 2.492 m.



Puede decirse que el Turbón es la “montaña mágica” por excelencia del Pirineo Aragonés y, como no podía ser de otro modo, la rodea un aura de misterio por diversos motivos y leyendas. Se cuenta que fue en esta montaña mágica donde encalló el Arca de Noé al descender las aguas del Diluvio Universal: “L´arca ba turbá, l’arca ba turbá” gritó el personaje bíblico, utilizando palabras del lugar. Eso cuentan los abuelos -como recoge en sus escritos José Damián Dieste- y eso explicaría el topónimo, pues “turbar” equivaldría a encallar. Y de “turbar”, “Turbón”.

Y es que además esta montaña, según muchas leyendas, es precisamente la elegida por las brujas del Alto Aragón para reunirse semanalmente y además en nochebuena a celebrar sus aquelarres, a bailar en torno al diablo, que por cierto, habita entre las cuevas de la montaña. Estos aquelarres eran el origen de las tormentas y el granizo que castigaban los pueblos de alrededor.

"La familia del señor Tomás acudió en pleno a la misa del gallo, a medianoche, dejando en la casa sola a la abuela, pues ya estaba muy vieja y postrada en cama.
De vuelta a la casa para continuar con fiesta tan señalada, el señor Tomás acudió al corral a por vino y observó que su mejor mula, de nombre Capitana, estaba muerta y con unos arañazos en el cuello. No pudieron continuar con la fiesta, que acabó en ese instante.
Durante el año siguiente pudieron comprar un nuevo mulo, Carbonero, y en la nochebuena, al regresar de la misa del gallo vieron que el mulo estaba desangrándose por el cuello. Todos quedaron estupefactos y la fiesta nuevamente se suspendió.
Al año siguiente, Antonier, el hijo de Tomás, decidió quedarse en la cuadra a vigilar y no asistir a la misa del gallo. Cuenta la historia que, con el calor que había en la cuadra, el joven Antonier acabó durmiéndose, pero despertó a medianoche y notó a los mulos muy nerviosos. Intentó encender un fósforo, pero tras encenderlo algo lo apagó. De nuevo volvió a intentarlo y pudo observar un gato negro en el lomo de una de las mulas. Tomó un garrote y atizó con todas sus fuerzas al gato.
Cuenta la leyenda que al día siguiente la abuela amaneció malherida en una pierna.”



jueves, 29 de abril de 2010

domingo, 18 de abril de 2010

Pico Gratal. La película.

Este fin de semana las chicas hemos estado que nos salimos: ayer, Edurne Pasabán hizo cima en el Annapurna, su décimotercer ochomil, y hoy Marocha y yo nos hemos subido al Pico Gratal y también hemos "cimao".

Íbamos mentalizadas para un paseo baja la lluvia. Yo llevaba tres pares de calcetines, las mochilas con el "rain cover" esperando lo peor, las polainas puestas porque nos íbamos a poner de barro hasta las orejas...Las probabilidades de lluvia hoy en Huesca eran de un 55%.

Saliendo de Zaragoza, y durante todo el camino, casi hasta Arguís, caían chuzos de punta. Vamos, lo esperado. Ha sido acercarnos al pantano y ha dejado de llover. Cielo medio cubierto todo el día, estupendo para andar sin las molestias del sol en la cara, y ni una gota. Bueno, unas gotillas en la parte final de la subida, pero nada, de las que ni mojan. Hemos podido comer en la cima, tomarnos la tarta del cumple de Marocha y al bajar, hasta tumbarnos un rato, que el suelo estaba seco.

Dejamos la peli. Atención a los colores del Pantano de Arguís. Son un regalo para la vista.

jueves, 8 de abril de 2010

2ª Parte LEYENDA DEL PICO GRATAL (Rafael Andolz)



"...Quien no se resignaba era Gratal. Quería de corazón a Gabardiella y lo intentó todo. Visitó al viejo Gabardón para explicarle que el amor era más importante que las riquezas, pero ni le dejó hablar. Lo echó a cajas destempladas. Buscó la intercesión de Sevil, pero de nada le valió. Por fín se decidió a raptar a Gabardiella. Nada podía frenar su amor correspondido.
Urdieron juntos sus planes y en un atardecer tormentoso, cuando todas las montañas se afanaban por encender sus chispas y fabricar sus truenos, Gabardiella huyó de casa en busca de Gratal. Es verdad que tenía que atravesar el Guarga, desbordado en terrible riada, esquivar Aineto y Lastanosa, cruzar el vallón de Nocito...pero la ilusión era más fuerte y apagaba sus temores. Sabía además, y esto le daba inusitada fuerza que en aquellos momentos su amado también corría hacia ella.
Y dicen que un pastor (ellos se enteran de todo) dió la noticia a Gabardón. Pero el pobre viejo, con sus achaques, ya no estaba para echar a correr detrás de su díscola hija. En su amargura pidió ayuda al poderoso Guara.
El gigantón amigo acudió eructando amenazas. Guara se avalanzó implacable sobre los dos amantes que por fin se habían encontrado y los separó de un manotazo revolcándolos por tierra. Con un tajo de su clava partió en dos la montaña de roca y el Flumen comenzó a correr con la Foz de Salto de Roldán recién nacido.
Gratal y Gabardiella, quedaron separados para siempre, condenados a mirarse cara a cara sin poder ya juntarse jamás.
Pero Gabardiella seguía enamorada de Gratal. llorando todas las tardes un amor imposible: las fuentecillas del Guatizalema son precisamente las lágrimas de Gabardiella.
Era mucho pedir que el orgulloso Gratal se resignara ante el injusto castigo de Gabardón y menos aún al abuso del gigante Guara.
Al principio rumiaba su dolor en silencio. Más tarde, el dolor de la separación definitiva, irremediablemente, cedió paso al rencor y el rencor al odio más encomado y al anhelo de venganza. Era más pequeño que Guara y se sabía menos fuerte, pero siempre había sido luchador.
Y una noche, cuando el coloso de la sierra descansaba se acercó clavándole el picacho en sus entrañas que saltaron salpicando la montaña ladera abajo y formando las Pedreras."

miércoles, 7 de abril de 2010

LEYENDA DEL PICO GRATAL (Rafael Andolz)

"Gabardón tenía dos hijas, orgullo de su vejez: Gabarda y Gabardiella. Los tres vivían felices en su palacio de cristal, asomados a la vitalidad del Valle del Ara y de la Guarguera. Allá abajo los pueblecicos parecían rebaños de corderos pastando por sus prados. Más lejos, los picos del Pirineo se asomaban al mismo espectáculo y las nubes blanquísimas eran como pañuelos que se agitaban saludándolos desde la lejanía. El mundo estaba bien hecho.
Gabarda, la hija mayor, soñaba con correr mundo y conocer los horizontes infinitos de la tierra baja en donde ninguna montaña se interpone a la vista hasta donde alcanza la mirada. Y a esas llanuras de los Monegros quiso marchar y allá fue con la bendición de su padre. Allí se casó y allí vive feliz en el campo de Grañén. Preside los inmensos trigales, verdes en primavera, amarillos en verano, salpicados de amapolas.
Gabardiella, la pequeña y revoltosa Gabardiella, había salido a su padre. Amaba los riscos y las breñas de la montaña, las cascadas de los ríos que se despeñan desde lo alto, las nieves eternas, los ibones y lagos, los bosques impenetrables, las praderías simpre de color esmeralda. Sí, era montañesa: había salido a su padre.
Un día conoció al altanero y gallardo Gratal y se enamoró locamente de él. Las boiras de la mañana eran sus mensajes encendidos que corrian a engarcharse entre las rocas de su cima. Gabardiella se pasaba los días y las noches suspirando. Tanto, que Gabardón tuvo que notarlo:
- ¿Qué te pasa, mi pequeña Gabardiella?
Ella, ligeramente ruborosa y entrecortada lanzó un profundo suspiro y confesó:
- Suspiro por un pico maravilloso.
- Algo de eso estaba yo imaginando. Y es natural, hija mía, ya no eres una niña. ¿Y quién es ese feliz caballero que merece tus suspiros?
- Míralo, papá: allí enfrente está; es Gratal, el más hermoso monte de la Sierra.
- ¿Has dicho Gratal? ¡Si es el más pobretón de todos los picos que se conocen! Todo él es maleza, carrascales, pedruscones y algún pino escuchimizado: esos son sus tesoros. No tiene bosques, no tiene flores, ni siquiera tiene pueblos.
- Me gusta tal y como es y lo quiero.
- No, Olvídate de él. Encontraremos otros muchos con mejor fortuna y que valen más la pena. Nunca consentiré en ese amor tuyo tan loco.
Y nada pudo vencer la testarudez de Gabardón. Ni siquiera le conmovió la languidez de su hija que nunca ya volvió a asomarse a la Guarguera ni al reidor valle del Ara y menos aún a los remotos montes que seguian agitando sus pañuelos en la lejanía..."

EN BREVE MAS...

viernes, 2 de abril de 2010

AND THE WINER IS... (03-MM-10)

And the winer is...The Bisaurín Peak!!!!

Una vez llamado al timbre de la puerta de los Pirineos, subiendo a Peña Oroel, seguimos hasta el final del pasillo a la izquierda. Ahí nos esperaba el Bisaurín 2.670 m.
En el desvío al refugio de Gabardito, el Bisaurín estiró el pescuezo para echarnos un ojo y nuestras miradas se encontraron en un examen de reconocimiento mutuo. Me pareció ver por un momento una mirada desafiante en él, aunque tal vez, sólo fuese que en ese momento no le apetecía demasiado recibir visitas. Cogí la mano de Maite y juntando nuestros dedos indices, redibujamos la pala de acceso a la cumbre. Cuando la punta de nuestro dedos llegó a la cumbre, Maite retiró el dedo, dió un respingo hacia atrás, como si de verdad se hubiese pinchado y dijo...¡jodo!


Pasamos la noche en el refugio de Gabardito, y cuando digo pasamos, lo digo literalmente, porque dormir, no dormimos demasiado. A pesar de los dos chupitos de pacharán (del bueno, bueno) que nos apretamos después de cenar, el "romanticismo" típico de los refugios de montaña, no dejó que hiciera el efecto deseado.
La aproximación hasta el collado del Foratón fue espectacular .

Nuestros cinco sentidos bailaban con entusiasmo alrededor, entre, por encima, por debajo de nosotras, se enredaban en el pelo haciendonos trenzas y nos hacían cosquillas en la nuca. Sensación única, abrir huella en la nieve mientras, todavía, medio sol asoma por el collado. Entran ganicas de llorar y es muy bueno tener una compañera de cordada que sienta lo mismo, pues esos abrazos plenos no tendrían ningún sentido en ningún otro lugar y con ninguna otra persona.
Llegadas al collado, ahí nos estaba esperando la cumbre de el Bisaurín, al final de la pala. ¡Menuda miradita nos echó! Se concoce que esperaba desde ayer y se le puso un carácter que para qué! Así que a medida que íbamos ascendiendo por su pala, más la inclinaba él y cuando ya estábamos, practicamente en la cima, nos enseñó los dientes y nos hizo...Buh! Se nos deshicieron las trenzas del susto y para abajo.
Ya tenemos la escusa para volver a hacerlo desde Lizara.
Aquí nos quedamos pensando en la próxima. 





domingo, 28 de marzo de 2010

Del refugio de Gabardito al Bisaurín. La película

Espectacular fin de semana por el valle de Hecho. El sábado fué un día de relax, paseitos y descanso en el refugio, y el Domingo para arriba. Hemos vuelto molidas, pero muy contentas, apesar de que la cima del Bisaurín se nos ha resistido a 50 metros por unas nubes muy negras y muy feas que nos han hecho ser prudentes y dar media vuelta... Y apesar de que la vuelta ha sido un sinvivir por lo blanda que estaba la nieve, que ya no sabíamos si reir o llorar...y al final hemos optado por reir, que así se llevan las cosas mucho mejor...¡Pero qué paliza!.

Dejamos la peli. La crónica otro día, que nos queremos ir a dormir.


miércoles, 24 de marzo de 2010

SIN RUMBO ¡HELP! ¡AYUDA!

A Maite ya mí nos ha ocurrido un hecho insólito, inaudito, inexplicable sin parangón. En un principio no íbamos a salir al monte este finde y de repente... no sólo sí que podemos salir, sino que además...DOS DIAS!!  Nos ha pillado de improviso y cómo no estamos acostumbradas a semejantes concesiones pues...no sabemos donde ir! pero lo que está claro es que nos vamos. vaaamooooos que si nos vamos!

Así que lanzo este mensaje a nuestros amigos blogueros para que nos echen una mano.

Contamos con:

- 2 días.
- Partimos de Zaragoza.
- Le echamos de media, el doble de tiempo que cualquiera por que ...nosotras lo valemos!
- Queremos cimar, por eso del título del blog.
- Y..dormir en un refugio, pues a Maite le hace ilu y eso es más que suficiente. (En Góriz no cogen el Tno).

Cualquier sugerencia será bien recibida.

Un besito a todos y...buen monte.

lunes, 15 de marzo de 2010

El Moncayo. La película.

Bueno, por fín, después de un millón de problemas con Youtube, los derechos de autor, y toda la pesca, aquí está el peliculón de la pedazo subida al Moncayo que hicimos ayer Chon, Marocha y una servidora, como tres campeonas.
Por votación popular, y por la presión que sobre mí ejercieron las dos, la banda sonora (que escuchamos en el coche unas veinte veces...) es de Miguel Bosé y Noa...

El Moncayo. 14/3/2010.




Antes de llegar al Parque del Moncayo, paradita en Veruela, café, y en marcha. Al pobre Eloy nos lo olvidamos en casa, pobrecillo, con lo que hubiera disfrutado.


El hielo en la carretera hizo que tuvieramos que empezar más abajo de lo previsto ya que noquisimos subir con el coche hasta el Santuario.

El bosque estaba realmente impresionante. Era una postal mirases a dónde mirases. Yo no podía parar de hacer fotos y mis compis aguantando...Comentaban entre ellas por lo bajinis "mira eso que bonitooo.., que no lo vea Maite, que saca la cámara".






















Cuando empezamos a subir desde el Santuario, ya nos cruzamos con alguno que bajaba y empezamos a hacer una encuesta para hacernos una idea de lo que nos esperaba; qué tal el viento, desde dónde los crampones, qué camino está mejor hoy, cómo estaba la visibilidad por arriba...y bueno, lo que sacamos en claro fué un ratillo de charla con unos y con otros. A la hora de la verdad nos pusimos a mirar las tres posibles opciones, que dejamos en dos: subida por la izquierda, con un viento terrible, o subida por medio del cucharón, sin una gota de aire.

Por mayoría absoluta, después de dudar un poco, tiramos por mitad del cucharón. Marocha insistía en que desde abajo la sensación era de mucha inclinación pero que luego no era para tanto, así que nos pusimos los crampones y empezamos. Yo miraba para arriba y pensaba, que lo de verlo tan vertical era psicológico, vamos, que realmente, aunque pareciera lo contrario, estábamos bajando...esto es un fenómeno que sucede por aquellas tierras.







Después de pasarlas un poco canutas, unas más que otras, cimamos, nos abrazamos a la Cruz de Santiago del vértice geodésico y para abajo sin perder tiempo.





A la bajada, con la caida del sol el bosque presentaba otro aspecto, si cabe más bonito que a la mañana....










Y por fin, abajo. Bocata y vuelta a Zaragoza. Ya hemos maquinado la siguiente en la sede logística 2 (coche de Marocha).

jueves, 11 de marzo de 2010

POLAINAS Y LEYENDAS

Maite ya tiene polainas y eso es una buena noticia ya que, se las he procurado de cordura, material que le va a venir muy bien. Su pantalón, su mochila y ahora sus polainas, son de cordura. ¿Será suficiente "cordura"? ¿compensará con sus guantes, chambergo y botas de "Gore"-Tex?
Sus crampones son de acero templado, pero les falta 2 tornillos. ¿Es posible que se destemplen por eso?
¿Comprensará tambien ponerse las polainas de "cordura"?
Qué importante es el material, como diría Maite.

Ya he hablado con Eloy y estos son los motivos por los que no quería venir con nosotras y tampoco le apetecía que fuesemos las dos.

"Cuenta la leyenda que existe una gruta en el Moncayo por donde mana fría agua. Cerca de allí existe un pueblo y las jovencitas de ese pueblo acudían todos los días a llenar los cántaros. El tío Gregorio, un anciano de ese lugar, les contó la historia de un joven pastor que perdió el rebaño y entró en la gruta. Observó que había gran cantidad de joyas (oro, plata, rubíes, diamantes, zafiros... y custodiándolo unos seres diminutos y horrendos) todo lo que se perdía o incluso los tesoros de los moros al huir a sur, era recogido por estos seres. Existía una red de caminos subterráneos por todo el Moncayo. El pastor al final pudo escapar con suerte de tales bestias. El anciano les dijo que por la noche, al acudir a esa gruta se podían escuchar las vocecillas de esos gnomos, pero que nunca les hiciesen caso. Al día siguiente, casi al anochecer, dos de esas jovencitas (Maite y Marocha, unas pobres hermanas huérfanas) decidieron ir esa misma noche a la gruta del Moncayo, absortas con las historias del anciano. El agua y el viento les empezaron a hablar "Niña, déjame besar tus pies", "déjame agitar tus cabellos". Maite quedó ensimismada, mientras que Marocha empezó a tener miedo. Entonces el agua les ofreció joyas y poder; el viento amor si entraban en la gruta. Maite se acercó aun más a la gruta mientras que Marocha se alejaba atemorizada, pero ambas miraban fijamente al manantial. Entonces enmudecieron agua y viento y apareció un gnomo, un hombrecillo trasparente y luminoso que reía y saltaba y se volvió a introducir en la gruta. Maite, atraída, lo siguió y no regresó. Dicen que algunas noches se escucha el llanto de Maite en el nacimiento del manantial."

El Moncayo y su clima nos va a abrir una ventana para dejarse ascender sin complicaciones, y no lo vamos a desaprovechar por las obsesiones de Eloy con los de su especie.

De todas formas, no nos separaremos, por si acaso. No vaya a ser que ahora que Maite tiene polainas no las disfrute.

sábado, 6 de marzo de 2010

PRÓXIMA PARADA...EL MONCAYO


Vista del Moncayo desde Zaragoza
con la Torre del Agua de la Expo'08
en primer plano


Nos saldremos un momento por la tangente para ascender a la emblemática, legendaria y más alta cima del Sistema Ibérico, para retomar, mas adelante, de nuevo los Pirineos.
Esa fue la decisión tomada por la JAB (Junta de Administradoras de este Blog) celebrada, que no convocada, el pasado 28 de febrero, en nuestra Sede Logística 1 (coche de Maite) a la bajada de Peña Oroel.
Muchas leyendas se agolpan por las laderas del Moncayo y parece ser que Eloy es consciente de ello, pues lo encontramos un tanto reticente a venir con nosotras en esta ocasión. Así, entre él y yo, me ha contado alguna causa pendiente en el pasado, entre unos gnomos y él, ahí, por tierras sorianas. Bueno, ya nos contará, si quiere. La cosa es que, tampoco le hace mucha gracia que vayamos nosotras.

Subiremos por la ruta normal, desde el Santuario o...Bar (1.620 m.) nos adentraremos en el bosque hacia el Oeste y cuando despeje la frondosidad, a la izquierda, lomando hasta la cima (2.316 m.)
Si las condiciones físicas nuestras son buenas y si la montaña se deja, trataremos de subir rectas por el cucharón de San Miguel, sino, pues eso, por la loma, como las personas civilizadas.

martes, 2 de marzo de 2010

domingo, 28 de febrero de 2010

Peña Oroel. Día redondo

Un día precioso, con una luz impresionante...

Fin de la zona de bosque, empezamos el collado de las Neveras

Jaca desde Peña Oroel


El equipo casi al completo. A Eloy lo dejamos encerrado en el maletero, vigilando el pacharán...y nosotras "cimando".


Añadir imagen
Zona de bosque, ya casi abajo de vuelta, con la luz de las cinco de la tarde, ¡¡espectacular!!


En la cima


Marocha casi "cimando"


Maite flipando en el collado y pensando "¡¡Qué importante es llevar el material adecuado!!". Sin polainas y con nieve hasta la rodilla...una y no más.



Saliendo de la zona de bosque, a punto de entrar en el collado







Marocha, con las auténticas polainas de Goretex, que no goterex




Maite, con los "mierdacrampones".Mordiendo el hielo como campeones.



Saliendo de Zaragoza y mirando al cielo, nos parecía que igual nos íbamos a encontrar demasiados nubarrones negros que nos impidieran disfrutar de ese festival para los sentidos que luego nos hemos encontrado.


El día ha sido redondo. Tiempo estupendo, en torno a los cuatro graditos, pero sol y un cielo azul, azul.

Hemos de tenido de todo, incluso nieve y hielo, que no nos esperábamos, pero afortunadamente llevábamos los crampones y ha sido una subidita genial. Por cierto, retiro lo de los "mierdacrampones", que se han portado como campeones. La nieve, por la cara sur y con el solecito estaba ya demasiado blanda, vamos, que hemos metido la zarpa pero bién unas cuantas veces hasta más arriba de las rodillas...


Volvemos a casa más feliz que una lombriz, con ganas de más, y mirando el calendario.


A ver mañana cómo andamos de agujetas...

PEÑA OROEL 01-MM-10, 1.769 m.

"En una cueva situada en las laderas de Peña Oroel, habitaba un dragón que tenía atemorizado a todo el valle. Un día un Caballero jacetano que se encontra apresado por defender a las brujas de la zona, propuso su liberación a cambio de fulminar al dragón. Este Caballero no era tonto y gracias a la amistad con las brujas, sabía que los dragones tenían un secreto: eran capaces de hipnotizar a sus victimas con la mirada.
Así pues, haciendo uso de sus conocimientos e inteligencia, pulió su escudo hasta convertirlo en un espejo y se dispuso a visitar la cueva del dragón, cuando este estuviera dormido. Al despertar el dragón se vió reflejado en el escudo y cayó hipnotizado por su propia mirada, momento que el caballero aprovechó para clavar su espada en su corazón y acabar con él, quedando así libre de su condena".
Eloy subido en mi chepa

Al principio parecía dócil, se ha hecho la buena. Pero al poco ha empezado a sacudirsenos de encima. Se ve, que no le apetecia demasiado cargar con dos montañeras y un...un...bueno, con Eloy, después de la ciclogénesis explosiva de anoche.  Así que le hemos tenido que clavar un poquillo los crampones para que se estuviera quieta y nos dejase hacer lo que habiamos ido a hacer ahí.
Sin embargo, Eloy no ha podido salirse con la suya, a la 4ª vez que ha dicho lo de.."QUIERO IR A LA CUEVA DEL DRAGOONNNNN!!!!" un abeto, de un ramazo, lo ha colocado justo encima del tobogán de hielo que dibujaba el sendero y de ahí, directo al maletero del coche que estaba en el aparcamiento.
Mucho mejor en el maletero, ¡andevaparar! Pues ya nos veíamos Maite y yo dando vueltas por toda la Peña para buscar el escudo del caballero. Del collado de las Neveras a la Ermita de la Virgen de la Cueva, de la ermita a San Juan de la Peña, de ahí a la cruz, de la cruz al parador y del parador al vértice geodésico.  ¡Anda ya! Cuando en realidad, lo que buscabamos las dos era el caballero en sí. Un buen mozo alto, moreno, con su capa amarilla bordada en oro.
Así, con esa idea y después de cramponear a nuestra montaña hasta dejarla exhausta, hemos llegado al collado de las Neveras. Ahí se nos ha vuelto más cariñosa y sumisa. Tanto que, constantemente se empeñaba en darnos abrazos. engullendonos en sus nieves blanditas, blanditas y mojadas. Despues de dos pares de miradas de mal genio y un mecagüentó! de Maite, que le había entrado nieve en las botas, hemos divisado la cruz que caracteriza su cima. Pero del caballero ni flowers. Así que, hemos "Cimao" con besos y enhorabuenas pero sin maromo y sin alcohol para celebrarlo, pues el pacharán se nos quedó en el maletero del coche. Ughs! ELOOOYYYYY!!!!!!

sábado, 27 de febrero de 2010

Los "mierdacrampones" y otros detalles.


Me tranquiliza bastante saber que para mi primera ascensión (700 metros, si qué pasa, pero es para arriba ¿no?... pues ascensión.), bueno pues lo que decía, me deja muy tranquila saber que voy a llevar lo que Marocha llama los "mierdacrampones". Acabo de recibir un correito suyo contándomelo y me dan ganas de salir corriendo al Decathlon a por unos nuevos.
Hoy tenemos un "café logístico" para ultimar detalles y para ver si podemos hacer algo con los "mierdacrampones" y mis botas...a ver si no hay rechazo.
También me recuerda Marocha lo del ventolín. Menosmal que me lo ha dicho. La última vez que estuve por las cumbres (como dice Dyhego) lo necesité.
Sigo repasando la lista que me ha enviado. Yo pensaba que habíamos hablado de ir un día a Peña Oroel, pero por lo que veo, parece que nos vamos una semana al Anapurna.
Más cosas, parece que está todo en orden, pero al final de la lista veo "Alcohol para celebrarlo", y yo pienso para celebrarlo ¿dónde?, ¿arriba?, para bajar luego rodando, ¿abajo? justo antes de coger el coche de vuelta...Pensaba que Marocha era la responsable, la que lo tenía todo calculado y por eso yo estaba toda confiada pensando en otras cosillas, en mis fotos, en buscar Edelweiss, en mis historias....pero, al final va a ser Eloy el responsable del equipo...estamos perdidas.
¡Dios mío!, tengo noticias de última hora. Parece ser que Marocha, empujada por el sentimiento de culpa se ha atrevido a confesar que mi piolet es un "espantavacas" y que las polainas que me trae ya no son de Goretex, sino de Goterex...Chata, Marocha, hoy después de ese café logístico, al Decathlon de cabeza. Si no, os vais Eloy y tú solitos.

lunes, 22 de febrero de 2010

PREPARADAS, LISTASSSSSS..........

2 votos a favor, 0 en contra y 0 abstenciones. Por mayoría absoluta se decidió, en la 1ª Junta de Administradoras de este Blog, (JAB) que la 1ª ascensión, se hará a Peña Oroel, sin sherpas, sin oxigeno.
En el apartado de "ruegos y preguntas", Eloy, que tiene voz pero no tiene voto, preguntó y rogó que si podía venir con nosotras. Maite no tiene inconveniente y yo tampoco, siempre y cuando no opine.
Acabada la reunión, Maite y yo nos fuimos a tomar unas cañas (a Eloy  no le dijmos nada) para trazar itinerario y preparar la logística e intendencia en nuestra Expedición 01-MM-10 (1ª expedición de Maite y Marocha del año 2010).
La ruta comenzará en el Mirador de Oroel 1.180 m. desde donde sale el sendero que, entre un bosque de pinos, asciende por la cara Norte a el collado de Las Neveras 1.729 m. y de allí...
¿Qué es esto? Un post-it en la servilleta del bar donde hemos apuntado la reseña. "Cueba del Dragon" pone. Si, con "b"... ELOYYYYY!!!. Ya nos está liando.
...de allí, por la suave loma que alcanza la cruz de la cima 1.769m. Total 1´45 h.

PEÑA OROEL



sábado, 13 de febrero de 2010

ISIDRO Y SUS COSAS.


Casi empezando mis andanzas por la montaña, solía acompañar a Isidro en sus excursiones. Isidro era portador de múltiples frases célebres Isidrianas, casi tenía una para cada ocasión. Frases como, la emblemática "No descubras mundos nuevos, que te cortarán los huevos" hicieron retroceder a más de un compañero de cordada, en busca de un sendero más accesible o de un atajo en el camino. Su mochila roja y verde era única, pues pertenecía a una edición limitada de Altus a la que le habían añadido un "departamento porta-fuet". Lo contaba a cada momento y especialmente cuando venía uno nuevo al grupo. Unos venían de nuevos y otros dejaban de venir poco a poco. La eterna historia, les salian novias y novios, se casaban, tenian hijos y...adios. Entonces tenía su frase sentenciadora y mi favorita. "recio que se casa, cuerda que se pudre". Muchos formaron parte de esas cordadas y todos nos acordamos de todos, por lo menos por el nombre. Aunque eso era fácil, pues (siempre, según Isidro) todos nos llamábamos Eloy. Se mantenía en su certeza de que, en la montaña, Eloy era el único nombre al que todos responderían volviendo la cabeza. Si gritabas JESUSSSSSS, CARMEEEENNNN, JULIOOOOO!!! Ya te podías desganguillar, que nadie hacia caso por su nombre. Pero si gritabas, ELOYYYYY!!!  hasta los sarrios te respondían... QUEEEEEE???
Bueno, pues toda esta historia, se la contaba a mi actual futura compañera de cordada Maite como una anécdota mía de antaño para reirnos un poquico juntas. Yo me daba cuenta de que me estaba escuchando, pero su mirada perdida y sus preguntas...¿Crees en las hadas? ¿y en los duendes? Me han dado la respuesta a lo que ha pasado después.
Hoy he recibido una solicitud de amistad por el Facebook de un tal Eloy, no tiene foto pero ya me imagino quien es. Dentro de 2 semanas empezaremos nuestras aventuras por el monte, pero me temo que no vamos a estas solas.

Marocha.

viernes, 12 de febrero de 2010

El chambergo


Yo solo dije que quería ir a andar por el monte un poquillo. Si es que me lío siempre.

Dias después de abrir la boquita ya estoy equipada para hacerme un ochomil.

Yo sólo pregunté que tipo de bota era mejor, que las mías estaban que daban asco. Si es que no tengo término medio. Con Goretex y cramponables. Pues toma. Y ahora ¿Dónde hay que subir?.

Menos mal que ésta otra tiene dos dedos de frente, porque yo soy una ansiosa.

Este finde nos quedamos sin montaña, causas de fuerza mayor, al siguiente es imposible, pero al otro...nos vamos para allá.

En mi mochila va un cuaderno y una cámara. El tema deportivo está muy bien, pero lo que yo quiero realmente es hacer fotos chulas y encontrarme con un ser màgico de estos que hay a miles por el Pirineo y charlar un poquillo con él. Por el Messenger he contactado con uno que se llama Eloy, que no sé si es un enano, un duende, un elfo, un brujo o un demonio, el caso es que conoce muy bien todo aquello y nos va a acompañar en todas nuestras caminatas.

Al final somos tres en el equipo: Marocha, la experta; Maite, servidora y Eloy, nuestro amigo invisible.

En un par de semanas echamos a andar.

Por cierto, que ya tengo el chambergo .Impermeable, transpirable y toda la pesca. Como Dios manda.